Solo por hoy voy a hacer las cosas distintas, a ver que pasa si cambio pequeños detalles en mi día que puede que hagan una gran diferencia. Solo por hoy voy a cambiar situaciones sencillas que me acerquen a ser la mujer que quiero ser, la madre que quiero ser, la mejor versión de mí.

Solo por hoy voy a respirar profundo justo antes de gritar o de explotar cuando mis hijos hacen alguna de esas cosas que me hacen salir de mi centro.

Solo por hoy voy a cambiar el enfoque cuando mis hijos están en su “momento carcajadas” y no paran de reír por todo. Voy a observarlos y agradecer esas risas aunque muchas veces sean en el momento menos “oportuno” para mí.

Solo por hoy voy a agradecer por mi, por ellos y por la vida, voy a poner música, voy a bailar, voy a cantar, me voy a reír, voy a amar libremente y voy a transmitir eso a mis hijos. Solo por hoy voy a vibrar bonito todo lo que tengo alrededor.

Solo por hoy voy a despertarme antes, organizarme más y despertarlos antes también para poder hacerlo sin prisa, para poder regalarnos un ratito de apapachos antes de empezar el día.

Solo por hoy voy a observarlos con atención, desde el corazón, voy a descubrir lo que hoy necesitan y voy a intentar cubrir esa necesidad.

Solo por hoy voy a priorizar lo verdaderamente importante; aunque me cueste voy a soltar lo que no es relevante en mi vida y voy a pasar tiempo de calidad conmigo, con mi pareja, con mis hijos, con mis padres, con mis amigos. Hoy voy a tener presente que la casa, los pendientes o el trabajo extra pueden esperar, mi gente me espera.

Solo por hoy voy a encontrar un tiempo valioso para mí, ya sean 5 minutos o 1 hora, voy a hacer algo que me haga feliz, algo que me llene, algo que haga latir mi corazón, algo solo mío. Y lo voy a hacer sin culpa, porque lo merezco.

Solo por hoy voy a ponerme primero, voy a perdonarme y a amarme. Voy a recordar que para poder dar, primero tengo que estar llena y yo soy la única persona capaz de llenarme.

Solo por hoy voy a ser quien quiero ser, sin pretextos de tiempo, de estrés, de hijos. Voy a organizarme, voy a buscar la forma porque sé que puedo. Hoy voy a ser la madre que quiero ser y no la que me arrastra a ser el día a día.

Cada día al despertarme diré solo por hoy. Y sin darme cuenta, poco a poco, descubriré que voy mejorando mi propia versión y que la plenitud se hace presente porque me amo, me perdono y me reto cada día.

Porque definitivamente LO QUE HAGO MUCHO ES EN LO QUE ME VUELVO EXPERTA. En amar, en disfrutar, en victimizarme, en culpar, en culparme, en reír, en abrazar, en respirar, en meditar, en sentir, en escuchar, en contar cuentos, en llorar, en temer, en luchar… ¿En qué soy experta hoy? ¿En qué verdaderamente quiero ser experta?

Comentarios

comentario

Pin It on Pinterest

Share This