aguantar las ganas de orinar

La orina es muy importante para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Contiene las toxinas que debemos ir eliminando del organismo.
La pared de la vejiga está llena de pequeños receptores que envían un mensaje al cerebro cuando alcanza su máxima capacidad.

Felizmente, la mayoría de los seres humanos tienen control total sobre la función de la vejiga, y cuando se recibe el mensaje, se toma la decisión de ir al baño inmediatamente o aguantar la orina, entonces aquí viene la pregunta: ¿Sabemos qué ocurre en nuestro cuerpo cuando retenemos orina?

En ocasiones, es normal aguantar la necesidad de orinar de vez en cuando pero puede presentarse problemas si nos acostumbramos a retener la orina. La vejiga almacena unos 500 o 600 mililitros de orina, aunque se dilata permitiendo que se acumule una cantidad mucho mayor.
Por ejemplo suele ocurrir cuando dormimos, y en casos de retención, puede llegar a contener incluso más de dos litros. La vejiga puede estirarse, pero al hacerlo con demasiada frecuencia puede resultar arriesgado.

CONSECUENCIAS POR AGUANTAR LA ORINA
Las ganas de orinar pueden empezar desde que la vejiga llega a tener entre 250 y 350 mililitros. Entonces, el líquido se retiene debido al accionar de dos músculos: el esfínter, que se contrae para evitar la salida de la orina, y el detrusor.

En principio, estos músculos se regulan de forma inconsciente, pero conforme aumenta la cantidad de líquido, es necesario hacer un mayor esfuerzo. No hay reglas estrictas sobre cómo y cuándo es seguro contener la orina. Pero algunas personas pueden ser más propensas a los efectos secundarios que otras.

Posibles efectos secundarios

  1. Dolor en la vejiga
    Las personas que regularmente aguantan la necesidad de orinar pueden sentir dolor en la vejiga o los riñones. Inclusive el solo hecho de orinar puede doler. Los músculos también pueden quedarse parcialmente apretados después de que se libera la orina, lo que puede ocasionar calambres pélvicos.
  2. Infección del tracto urinario
    En ciertos casos, al estar retenida la orina durante demasiado tiempo puede provocar que las bacterias se multipliquen, y esto puede conducir a una infección del tracto urinario. Y entre los síntomas que se presentan se encuentran: sensación de ardor o escozor durante la micción, orina con olor fuerte o fétida u orina sangrienta/muy oscura.
  3. Estiramiento de la vejiga
    Cuando se retiene regularmente la orina puede causar el estiramiento de la vejiga, lo que dificulta o imposibilita que ésta se contraiga y libere la orina normalmente. Si esto ocurre, pueden ser necesarias medidas adicionales, como un catéter.
  4. Daño a los músculos del suelo pélvico
    Retener con frecuencia la orina puede malograr los músculos del suelo pélvico. Uno de estos músculos es el esfínter uretral, que mantiene la uretra cerrada, para evitar que la orina se escape. Dañar este músculo podría provocar incontinencia urinaria.
  5. Piedras en el riñón
    La retención en la orina puede hacer que se formen cálculos renales en personas que tienen un alto contenido de minerales en la orina.
  6. Reflujo
    Otro de los peligros de retener la orina es el de causar el reflujo vesicoureteral. Este ocurre cuando la orina retrocede desde la vejiga a los riñones. Se trata de un caso anómalo, que puede estar ocasionado por una enfermedad congénita, pero también por las dificultades para orinar con normalidad.
    Lo normal es que en ese reflujo la orina no pase de la uretra, porque si llega a los riñones podría provocar dolor o infectar órganos.

¿LA VEJIGA PUEDE ESTALLAR?
Aunque esto es muy raro, se dice que sí, es posible pero no de la manera como lo pensamos. Lo que puede ocurrir es que los músculos que retienen la orina no respondan, causando que la persona orine accidentalmente. Esta circunstancia puede ser sumamente dolorosa.
Así que, retener la orina de vez en cuando no tendría por qué causar daño. Pero, hacerlo regularmente puede aumentar el riesgo de infección u otras complicaciones.

Mas Información:

porque no se debe aguantar las ganas de orinar en el embarazo
porque no se puede aguantar las ganas de orinar
porque no se aguanta las ganas de orinar
cuando no se puede aguantar las ganas de orinar
se puede aguantar las ganas de orinar
cuanto se puede aguantar las ganas de orinar

Comentarios

comentario

Pin It on Pinterest

Share This