El Café, Es el alma de millones de personas en todo el mundo que no pueden comenzar su día sin el. El café hace que las personas se sientan más enérgicas, lo que genera un mejor rendimiento en el trabajo y desplazamientos matutinos menos peligrosos. Sin embargo, el café tiene otras propiedades que lo convierten en una buena opción para la salud física general.

El café se ha relacionado con beneficios que incluyen un mejor estado de ánimo, aumento de la atención y el estado de alerta y disminución del cansancio o la fatiga. Estas mejoras en el funcionamiento no son una sorpresa para los bebedores de café de todo el mundo, y a menudo están relacionadas con la cafeína. Los bebedores de café disfrutan de estos beneficios debido a la capacidad de la cafeína para unirse a los receptores cerebrales e inhibir la andosina, una sustancia química en el cerebro que tiene un efecto inhibitorio sobre el sistema nervioso central.

Como si el público necesitara más razones para participar en sus rituales de café, se ha sugerido que el café beneficia a numerosas dolencias físicas graves. Se ha informado que el café disminuye el riesgo de diabetes tipo II, independientemente del contenido de cafeína. Esto significa que a pesar de la sacudida de energía que se siente al consumir café, los beneficios de la diabetes tienen poco que ver con la cafeína en sí misma, lo cual es una gran noticia para aquellos que son sensibles a los estimulantes.

Si bien se están realizando más estudios, el magnesio y el cromo contenidos en el café pueden ser los culpables, ayudando al cuerpo a usar la insulina de manera más efectiva. El café también contiene pequeñas cantidades de potasio, niacina y colina, así como el ácido clorogénico antioxidante que disminuye los efectos de los radicales libres.

El consumo regular de café durante la mitad de la vida puede reducir el riesgo de demencia en la edad adulta. Las personas con enfermedad de Parkinson también pueden beneficiarse al reducir el riesgo y al mostrar una reducción en los temblores y los problemas motores relacionados con la enfermedad en sí.

El cáncer de hígado y la cirrosis se presentan con un veinte por ciento menos de frecuencia en personas que consumen café. Esta protección parece aumentar a medida que aumenta el consumo, llegando a una reducción del riesgo del ochenta por ciento para aquellos que consumen cuatro o más tazas por día.

Como si eso no fuera suficiente, se ha demostrado que una taza de café al día reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular hasta en un veinte por ciento. Eso significa que su taza diaria de café puede tener propiedades protectoras para su corazón.

Independientemente de su preferencia personal de café, café con leche, expreso, negro o con sabor, es una ventaja adicional saber que su ritual diario de café puede tener beneficios protectores para su salud en los años venideros. comparte

Comentarios

comentario

Pin It on Pinterest

Share This