Lao Tsé, el gran filósofo de la civilización China, establecía 4 virtudes en la persona como un funcionamiento armonioso en pos de su naturaleza y desenvolvimiento social, en contraste con el comportamiento artificial impuesto por la sociedad que nos aleja de nuestra verdadera naturaleza universalista. Estas son las 4 virtudes cardinales que debemos seguir para perpetuar nuestro bienestar en el mundo:

«Quienes quieran conocer la verdad del Universo, deben practicar Las 4 Virtudes Cardinales» Lao Tsé.

La primera es la REVERENCIA POR TODA VIDA; ésta se manifiesta como amor incondicional y respeto por uno mismo y por todos los demás seres.

La segunda es la SINCERIDAD NATURAL; ésta se manifiesta como honradez, simplicidad y lealtad.

La tercera es la MANSEDUMBRE; ésta se manifiesta como bondad, consideración por los demás y sensibilidad hacia la verdad espiritual.

La cuarta es ACTITUD DE AYUDA, ésta se manifiesta como servicio a los demás sin expectativa de recompensa.

Las cuatro virtudes no constituyen un dogma externo, sino que forman parte de tu naturaleza original. Cuando se practican, originan la sabiduría y evocan las cinco bendiciones: salud, riqueza, felicidad, longevidad y paz».

Comentarios

comentario

Pin It on Pinterest

Share This