Científicos Visualizan Por Primera Vez Partículas Pentaquarks

En 14 de Julio los científicos nos vuelven a deslumbrar con una noticia espectacular:

Científicos Visualizan Por Primera Vez Partículas Pentaquarks

Fotos CERN

En los Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) acaba de anunciar un descubrimiento largamente esperado. Se trata de toda una nueva categoría de partículas fundamentales, los pentaquarks, cuya existencia fue predicha hace ya varias décadas pero que nadie había conseguido ver, hasta ahora, en un laboratorio. La observación de los pentaquarks se llevó a cabo en el LHCb, uno de los cuatro grandes experimentos del Gran Colisionador de Hadrones LHC.

«El pentaquark no es una nueva partícula cualquiera –afirma en un comunicado Guy Wilkinson, portavoz del LHCb–. De hecho representa una forma de agrupar quarks, que son los constituyentes fundamentales de los protones y neutrones ordinarios, en un patrón que nunca se ha observado antes en más de cincuenta años de investigaciones experimentales. Estudiar sus propiedades puede llevarnos a entender mejor cómo la materia ordinaria, los protones y los neutrones de los que estamos hechos, está constituída».

Nuestra comprensión de la estructura de la materia sufrió una revolución en 1964, cuando el físico norteamericano Murray Gell-Mann propuso que cada partícula de la familia de los bariones (que incluye a protones y neutrones), está a su vez formada por otros tres objetos con carga eléctrica fraccionaria, los quarks, y que cada partícula de la otra gran categoría, los mesones, está a su vez formada por pares de quarks y antiquarks.

Otros estados de quarks
Debido a este trabajo, Gell-Mann fue galardonado con el Nobel de Física en 1969. Pero resulta que su modelo de quarks permite también la existencia de otros estados, también de quarks, diferentes a los que nos son familiares. Como por ejemplo los pentaquarks, que estarían compuestos por cuatro quarks y un antiquark. Hasta ahora, sin embargo, nadie había conseguido observar una de estas partículas, ni aportar evidencia sólida alguna sobre su existencia.

Algunos intentos de observación anteriores al del LHCb, como el llevado a cabo en el Jefferson Lab, en Estados Unidos, o en los aceleradores LEPS de la Universidad japonesa de Osaka en 2003 y 2009, o HERA en Alemania, terminaron en fracaso o con resultados que dejaban un margen razonable para la duda.

Una duda que ahora los físicos del LHCb han convertido en certeza.

 

Ref. http://www.abc.es/

Comentarios

comentario

SHARE